Conceptualizar, crear un guion y realizar los materiales que ayuden al éxito de un evento -planteamiento, storytelling, convocatoria, videos, recursos…- es algo que exige imaginación y, por supuesto, dominio de la narrativa.

Un evento es una película que se vive en directo.