Una imagen (o no), un titular y un buen bodycopy es todo lo que necesitas para hacer un buen anuncio de prensa, de revista o de cualquier soporte de publicidad exterior.

Tan fácil, tan difícil.