J. Walter Thompson ha sido la universidad de toda una generación de publicitarios de este país. También fue la primera multinacional, con todo lo que ello conlleva, en la que trabajé. Los cuatro años que estuve en Thompson Barcelona supusieron mi puesta de largo como creativo.