Yo creo que ya son muchas niñas

Primero fue la niña de Edwards, luego la niña de Rajoy y ahora la niña de Obama. ¿Para qué arriesgarse a hacer algo nuevo si podemos copiar algo viejo?