Yo creo que pensar es pararse a pensar

Nunca se me ha ocurrido una idea en la ducha. Las ideas no vienen, hay que ir a buscarlas. Hay que sentarse, coger papel y boli, y concentrarse durante horas y horas. Pensar es pararse a pensar. Me lo enseñó don Leonardo Polo.