Yo creo que no sirve

La notoriedad por notoriedad no sirve. “Sea provocador, pero asegúrese de que la provocación emana del producto. Un buen anuncio no pone a un hombre cabeza abajo solo para llamar la atención; un buen anuncio lo pone boca abajo para demostrar que el producto impide que se le caigan las cosas de los bolsillos”. Bernbach said.