Contribuir a la creación de este ambicioso proyecto fue todo un honor. Se trataba de crear una escuela de alto rendimiento en la que los estudiantes completasen su formación universitaria aprendiendo el oficio, la profesión, la praxis de la creatividad, aprendiendo directamente de los mejores profesionales. Ya estamos en el cuarto año año y la Barcelona School of Creativity cada vez tiene más programas, más alumnos, más espacio y más presencia en el mundo profesional. Además de ejercer el cargo de Director Académico, imparto la materia de Redacción Publicitaria.